Revista Medica Nasajpg, Medicos, Residentes Medicos, Guias Medicas, nasajpg.com

Insuficiencia para el diagnóstico y tratamiento de la cardíaca aguda ICC 2016

DEFINICION:

La insuficiencia cardiaca aguda se define como un síndrome clínico caracterizado por un comienzo rápido de síntomas y signos asociados con una función cardiaca anormal. Puede ocurrir con o sin cardiopatía previa, con anomalías en el ritmo cardíaco o desajustes de la precarga y la postcarga.

ICC 2016
Consenso Colombiano para el Diagnostico y Tratamiento de la Insuficiencia Cardíaca Aguda PDF
CONSENSO COLOMBIANO PARA EL DIAGNOSTICO
Documento Adobe Acrobat 2.1 MB

Para efectos prácticos este consenso utilizará la clasificación de Stevenson, que se basa en la estimación del perfil hemodinámico por las características de presentación  clínica del paciente.

Hallazgos de Hipoperfusion y Congestion: clasificación de Stevenson


Tratamiento segúnlos cuadrantes de Stevenson

Severidad clínica (estado clínico hemodinámico)

 

Estadio A (caliente y seco): sin signos de hipoperfusión y/o congestión  Este paciente es portador de una condición de insuficiencia cardiaca  compensada y requiere vigilancia y educación para el control de factores desencadenantes y adherencia al tratamiento de la insuficiencia cardiaca  crónica con soporte en la evidencia.

Estadio B (caliente y húmedo):

Evidencia clínica de signos de congestión sin signos de hipoperfusión  

El paso siguiente es la aplicación de los cinco ejes restantes de la evaluación clínica (presión arterial, frecuencia cardiaca, factores precipitantes, co-morbilidades, y condición de agudo de novo o falla cardiaca crónica agudamente descompensada), para determinar las estrategias terapéuticas integrales.

 

Entre las características hemodinámicas de un estadio B, figuran la presión capilar pulmonar elevada (PCP), la presión venosa, normal o elevada (PVC), y un índice cardiaco (IC) normal (figura 4).. Con base en estos hallazgos el tratamiento de un paciente en estadio B de insuficiencia cardiaca aguda se enfocaría en:

1. Oxigenación, uso de CPAP o BiPAP.

2. Control de presión arterial y frecuencia cardiaca.

3. Identificación y manejo de factores precipitantes.

4. Identificación y manejo de co-morbilidades.

5. Uso de terapia con vasodilatadores:

  • Nitroglicerina.
  • Nitroprusiato.
  • Neseritide.

6. El uso de diuréticos merece precaución; en el caso de edema pulmonar asociado con crisis hipertensiva, el paciente tendrá congestión pulmonar pero no necesariamente sobrecarga de volumen. Por tanto la respuesta podría ser adecuada solo con uso de vasodilatadores y considerarse una sola dosis de diuréticos de asa. Por su efecto vasodilatador pulmonar, el uso de diuréticos solo debería tenerse en cuenta si existe evidencia clínica de sobrecarga de volumen.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0