Revista Medica Nasajpg, Medicos, Residentes Medicos, Guias Medicas, nasajpg.com

Esclerodermia

Esclerodermia o morfea circunscrita
Esclerodermia o morfea circunscrita

Esclerodermia

I. Febrer Bosch 


La esclerodermia es una enfermedad del tejido conectivo que puede afectar exclusivamente a la piel (esclerodermia localizada o morfea, con diferentes tipos de lesiones cutáneas) o bien, afectar además entre otros al tubo digestivo, pulmón, corazón y riñones (esclerodermia sistémica progresiva). Un 5% de los casos de morfea localizada comienzan antes de los 10 años de edad. La esclerodermia sistémica, aunque raramente, se ha reportado tambien en los niños. El sexo femenino se afecta con más frecuencia que el masculino. En los últimos años, la morfea se ha relacionado con la infección por la espiroqueta Borrelia burgdorferi.


Diagnóstico

El diagnóstico de morfea se sospechará ante

la presencia de lesiones con la característica

esclerosis de la piel. En la esclerodermia sistémica además de las manifestaciones cutáneas encontraremos fenómeno de Raynaud y afectación visceral.La biopsia cutánea muestra hallazgos similares tanto en todas las formas de morfea como en la esclerodermia. La epidermis puede ser normal o ligeramente atrófica. Inicialmente en la dermis hay edema y las fibras de colágeno se vuelven más eosinófilas.


En casos avanzados la dermis se engruesa y el colágeno se hace más denso. Los anejos cutáneos pueden desaparecer. En las fases iniciales puede observarse un discreto infi ltrado inflamatorio perivascular o difuso que indica que la enfermedad está en fase activa.

Serológicamente encontramos títulos elevados de ANA hasta en el 48% de los pacientes con morfea, esta incidencia es más elevada en la esclerodermia lineal donde el 74% de los pacientes tienen títulos valorables y llega al 96% en los casos de esclerodermia sistémica. En los casos de síndrome de   CREST encontramos anticuerpos anticentrómero positivos en el 50% de los casos, lo que implica un buen pronóstico.

Esclerodermia
lupus.pdf
Documento Adobe Acrobat 70.0 KB

Manifestaciones clínicas

1. Esclerodermia localizada o Morfea

Las lesiones suelen aparecer de forma espontánea, sin factores precipitantes aunque se han descrito siguiendo a la varicela, radioterapia, vacuna contra la tuberculosis, etc. Existen varios

tipos clínicos:

* Morfea en placas. Aparecen áreas induradas de la piel que al principio tienen un color púrpura o malva que después de algunas semanas o meses pierden su color sobre todo en la parte central, que aparece más engrosada y con un borde característico violáceo (lilac ring) que indica que la enfermedad puede seguir progresando. Se pierden los pelos y las glándulas sudoríparas de las zonas afectadas que suelen ser con más frecuencia el tronco y las extremidades. Cuando las lesiones se resuelven pueden

dejar áreas de pigmentación residual (Fig. 3).

* Morfea en gotas: lesiones múltiples y más peque ñas de similares características a la morfea en placas. Es una forma menos frecuente.

* Esclerodermia lineal: lesión similar a la morfea en placas, pero única y unilateral y tiene una configuración en banda. Se afectan las extremidades, con mayor frecuencia las inferiores. En ocasiones las áreas de induración se extienden a estructuras subyacentes como músculos e incluso hueso, produciendo alteraciones del crecimiento en alrededor del 20% de los casos. Cuando las lesiones en banda afectan al área frontoparietal se denomina morfea en «coup de sabre», por su semejanza con un sablazo. Curan con alopecia definitiva. 

*Morfea panesclerótica de la infancia. En su evolución van apareciendo grandes placas de esclerosis que afectan a la piel, tejido celular subcutáneo, fascia, músculo y a veces hueso, localizadas en el tronco y las extremidades y que producen graves contracturas en flexión con deformidades incapacitantes. De forma característica, y a diferencia de la esclerodermia sistémica, no existe acroesclerosis. La afectación sistémica es escasa o nula y no existe fenómeno de Raynaud. No hay respuesta al tratamiento (Fig. 4).

 

2. Esclerodermia sistémica

Aunque es relativamente rara en la infancia se ha descrito hasta en niños de 15 meses de edad. El fenómeno de Raynaud, infrecuente en la infancia, suele ser una de las primeras manifestaciones de la enfermedad en este grupo de edad. El marcador clínico fundamental es la esclerosis de la piel, que se puede percibir por el simple tacto. La apariencia de la cara

es característica, sin expresividad, dando un aspecto en «cara de máscara». La frente es lisa y brillante y no puede ser pellizcada. La nariz se empequeñece y se afila y la apertura de la boca se va limitan do progresivamante por surcos radiales (microstomía). Las manos aparecen inicialmente edematosas y los dedos adoptan un aspecto «en salchicha». Poco a poco la piel se va indurando y aparecen contracturas en flexión y en las zonas de prominencias óseas pueden producirse ulceraciones ante mínimos traumatismos. Pueden haber cambios de hiper y/o hipopigmentación que configuran un patrón denominado en «sal y pimienta» con hiperpigmentación de los folículos sobre áreas de hipopigmentación. 

 

Polimiositis y afectación esofágica son probablemente las manifestaciones extracutáneas más frecuentes en la esclerodermia. Una variante de curso más lento y de mejor pronóstico que la esclerodermia sistémica, está representada por el sindrome de CREST (calcinosis, fenómeno de Raynaud, disfunción esofágica, esclerodactilia y telangiectasia).


Tratamiento

Actualmente no existe una terapia claramente efectiva, disponible. En los casos de morfea localizada se han empleado corticoides tópicos con resultados variables. El resultado del tratamiento con antibióticos en los casos asociados a infección por Borrelia burgdorferi, tampoco son uniformes. Los casos de esclerodermia lineal pueden requerir tratamiento quirúrgico con el fin de reparar el defecto estético. La esclerodermia sistémica se beneficia de medidas higiénicas tales como: evitar factores que favorezcan el vasoespasmo (tensión, fatiga, frío, etc.) Los agentes bloqueadores del calcio y la pentoxifilina que se utilizan en los adultos para disminuir la viscosidad y mejorar el flujo sanguíneo pueden ayudar a controlar la severidad del fenómeno de Raynaud y las úlceras digitales, pero actualmente las dosis en la infancia no están determina das. La D penicilamina, los corticosteroides sistémicos y los inmunosupresores parecen detener el curso de la enfermedad en algunos casos, pero ninguno de ellos ha mostrado una eficacia universalmente constatada.

 

Esclerodermia
lupus.pdf
Documento Adobe Acrobat 70.0 KB

Escribir comentario

Comentarios: 0