Revista Medica Nasajpg, Medicos, Residentes Medicos, Guias Medicas, nasajpg.com

RESISTENCIA BACTERIANA 

 

¿Qué es la resistencia a los antimicrobianos?

La resistencia a los antimicrobianos es la resistencia de un microorganismo a un medicamento antimicrobiano al que originalmente era vulnerable.

 

Los organismos resistentes (bacterias, hongos, virus y algunos parásitos) pueden resistir ataques de medicamentos antimicrobianos tales como antibióticos, fungicidas, antivirales y antipalúdicos, de tal forma que los tratamientos convencionales se vuelven ineficaces y las infecciones persisten, lo que incrementa el riesgo de propagación.

 

 


PROTOCOLO DE VIGILANCIA EN SALUD PUBLICA RESISTENCIA BACTERIANA A LOS ANTIMICROBIANOS EN EL ÁMBITO HOSPITALARIO
PRO Resistencia Bacteriana.pdf
Documento Adobe Acrobat 1.1 MB

La aparición de cepas resistentes es un fenómeno natural que ocurre cuando los microorganismos se reproducen de forma errónea o se intercambian características de resistencia, pero la utilización y el uso indebido de antimicrobianos también acelera su aparición. Las prácticas inapropiadas de control de las infecciones, las malas condiciones sanitarias y la manipulación inadecuada de alimentos propician la propagación de las resistencias.

 

¿Cuál es la diferencia entre la resistencia a los antibióticos y a los antimicrobianos?

Por ‘resistencia a los antibióticos’ se entiende específicamente la resistencia a los antibióticos que desarrollan las bacterias comunes causantes de infecciones. El término ‘resistencia a los antimicrobianos’ es más amplio y comprende la resistencia a los fármacos utilizados para tratar infecciones causadas por otros microorganismos, como parásitos (por ejemplo,el que causa el paludismo), virus (por ejemplo, el VIH) y hongos (por ejemplo, la cándida).

 

 


¿Por qué es motivo de preocupación mundial?

En todo el mundo aparecen y se propagan nuevos mecanismos de resistencia que desafían nuestra capacidad para tratar las enfermedades infecciosas habituales causando muertes y discapacidades cuando, hasta hace poco, podían tratarse para permitir que las personas afectas siguieran su vida con normalidad. Si no disponemos de antiinfecciosos eficaces, muchos tratamientos médicos de referencia estarán condenados al fracaso o acarrearán riesgos muy importantes.

 

La resistencia a los antimicrobianos mata

Con frecuencia, las infecciones causadas por microorganismos resistentes no responden al tratamiento ordinario, lo que da lugar a una enfermedad prolongada y a mayor riesgo de defunción.

Por ejemplo, la tasa de mortalidad de pacientes con infecciones graves tratados en hospitales duplica, aproximadamente, la tasa de pacientes con infecciones provocadas por bacterias no resistentes. Asimismo, se calcula que la mortalidad de los individuos infectados por SARM, otra bacteria que causa infecciones graves tanto en los hospitales como en el ámbito extrahospitalario, es un 64% más elevada que en los pacientes infectados por Staphylococcus aureus no resistente.

 

La resistencia a los antimicrobianos dificulta el control de las enfermedades infecciosas

La resistencia a los antimicrobianos reduce la eficacia del tratamiento, por lo que los pacientes permanecen infectados por un período más largo, y esto incrementa el riesgo de propagación de microorganismos resistentes a otras personas. Por ejemplo, la aparición en la subregión del Gran Mekong de cepas de Plasmodium falciparum resistentes a múltiples fármacos, incluida la artemisina, es un problema urgente de salud pública que compromete la lucha contra el paludismo en el mundo. En cuanto a la tuberculosis multirresistente, a pesar de ser un problema creciente continúa habiendo muchos casos que no se notifican, lo cual tiene amplias repercusiones en la lucha contra la enfermedad.

 

La resistencia a los antimicrobianos incrementa los costos de atención sanitaria

Cuando las infecciones se vuelven resistentes a los medicamentos de primera línea es preciso utilizar terapias más costosas. La mayor duración de la enfermedad y su tratamiento, frecuentemente en hospitales, eleva los costos de atención sanitaria y la carga económica para las familias y las sociedades.

 

 

La resistencia a los antimicrobianos amenaza los avances de la sociedad en materia de atención sanitaria

La resistencia a los antimicrobianos supone un riesgo para los logros de la medicina moderna. Sin antimicrobianos eficaces para tratar y prevenir infecciones, se pondrían en peligro los éxitos de intervenciones tales como los trasplantes de órganos, la quimioterapia contra el cáncer y las operaciones de cirugía mayor.

 

 

Tomado de la OMS

Escribir comentario

Comentarios: 0